El legado de las emociones negativas

En este articulo pretendo ampliar, con cierta información, el articulo anterior en el que veíamos como actúa el estrés en el cuerpo.

En este mencionaba que el estrés es el responsable de desencadenar mas de 1400 reacciones químicas y producir mas de 30 hormonas y neurotransmisores.

A medida que liberamos hormonas del estrés, creamos un sinnúmero de emociones negativas.

Altamente adictivas.

Como ira, hostilidad, agresividad, odio, frustración, miedo, ansiedad, celos, inseguridad, impotencia, desesperanza, culpabilidad, depresión, tristeza, vergüenza.

Suma y sigue.

Recuerda que las emociones son las improntas químicas de tus experiencias.

Cuando vivimos en el pasado, en recuerdos amargos, o en situaciones negativas que podrían pasar en el futuro, no dejamos que el cuerpo recupere la homeostasis (equilibrio interno).

Con un solo pensamiento puedes activar la respuesta de estrés.

Y si luego no puedes desactivarla, podrías acabar desarrollando algún tipo de enfermedad o trastorno, ya sea un resfriado, o un cáncer.

Si esperas que te ocurra algo, y te centras en ese pensamiento, aunque sea por un momento, el cuerpo empieza a cambiar fisiológicamente para estar preparado y dispuesto.

El cuerpo esta ahora viviendo en ese futuro que has imaginado en tu mente, y lo esta haciendo en el momento presente.

El sistema nervioso autónomo se activa, y libera las correspondientes sustancia químicas del estrés.

Condicionas a tu cuerpo a sentir el subidón de energía procedentes de las sustancias químicas generadas por la adrenalina.

Si esta dosis de sustancias lo asocias a una determinada persona, objeto, o experiencia en un lugar y momento concreto de tu realidad exterior (solo de pensar en ese estimulo, ya estarás condicionando a tu cuerpo para que active la respuesta), las emociones estresantes desencadenan respuestas hormonales y genéticas.

Y no muy buenas.

Reducir el estrés con emociones positivas produce cambios epigenéticos que mejoran la salud.

En un conocido estudio del hospital general de Massachusetts sobre practicantes de meditación. Al finalizar el estudio se mostraron cambios en 1561 genes, reactivaron 874 relacionados con la salud y desactivaron 687 relacionados con el estrés.

Otro estudio demostró que una sola sesión de relajación/meditación ocasiono cambios en la expresión genética.

Entre los genes reactivados se encontraban los relacionados con la función inmunológica, los que metabolizan la energía y los que secretan insulina.

Y entre los genes desconectados los que tenían que ver con la inflamación y el estrés.

Estos estudios demuestran la rapidez con la que podemos cambiar nuestros genes, por eso la respuesta placebo puede producir cambios físicos en cuestión de segundos.

(Mas sobre el efecto placebo aquí)

Cuando vives en estado de supervivencia (estresado) solo puedes prestar atención a tres cosas.

El cuerpo físico. ¿Estoy bien?

El entorno. ¿Dónde hay un lugar seguro?

El tiempo. ¿Durante cuanto tiempo me estará acechando esta amenaza?

Y si te digo que todo esta bien.

Que el mundo es un lugar seguro y nadie, ni nada te amenaza.

Tu tienes el control de tu ingeniería genética, a través de tus pensamientos, decisiones, conductas, experiencias y emociones.

Usa ese poder en tu beneficio.

Formas de gestionar las emociones hay muchas.

Yo te ofrezco una buena forma de hacerlo.

sergiodecarlo/servicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.