Respiración Solar

La respiración solar (surya bhedana) activa e incrementa la energía vital y el calor del cuerpo, una técnica respiratoria que te ayudará a comenzar el día con energía y vitalidad.

Practica:

Adoptar una postura cómoda en postura de meditación, o en un asiento confortable.

  • Espira profundamente por las dos fosas
  • Inspira lentamente por la fosa nasal derecha.
  • Mantén el aire dentro unos segundos, hasta que de forma natural inicies la espiración.
  • Espira lentamente por la fosa nasal izquierda.
  • Cuando termines inspira y espira profundamente por las dos fosas, al menos 3 veces.

Te puedes ayudar de los dedos para tapar la fosa nasal correspondiente. Se adoptan diferentes posiciones de las manos (mudras).

Las posiciónes de las manos que mas se emplea son:

  • Taponar la fosa nasal derecha con el dedo pulgar, de la mano derecha, y la fosa nasal izquierda con el dedo anular. El dedo meñique se queda junto al anular y los otros dos dedos (indice y corazón) se colocan en el entrecejo o se pliegan apoyándose en la base del dedo pulgar.
  • Tapar fosa nasal izquierda con el dedo corazón de la mano derecha y el dedo pulgar de la mano derecha tapa la fosa nasal derecha, el dedo indice se apoya en el entrecejo.

Busca tu comodidad a la hora de emplear las distintas posiciones de los dedos. Si te sirve a ti, esta perfecto.

Comienza realizando de 5 a 10 ciclos (1 ciclo = 1 inspiración + 1 espiración)

Variante:

Una variante para iniciar la práctica seria:

Taponar la fosa nasal izquierda e inspirar y espirar por la fosa nasal derecha.

Beneficios:

  • Incrementa la energía vital.
  • Despeja el cerebro (lóbulo frontal y senos).
  • Activa el hemisferio izquierdo, el relacionado con la planificación y el cálculo.
  • Combatir la apatía y el pesimismo.
  • Previene el cansancio.
  • Genera calor en el cuerpo
  • Elimina impurezas.
  • Combate los parásitos intestinales.
  • Favorece la digestión.
  • Buena para combatir el catarro.
  • Revitaliza el sistema nervioso.

Precauciones

No deben realizar este ejercicio de respiración aquellas personas con problemas cardio-vasculares, tensión alta, epilepsia o ansiedad.

Además, no es recomendable practicarlo tras las comidas, pues puede dificultar la digestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.