Lo que mas utiliza la física moderna, la medicina y Marron en la sección de ciencia de ‘El Hormiguero’… que ignoran casi todas las personas, y como te puede ayudar a estar bien

Si quieres saber porqué algunas personas mantienen la calma en cualquier ambiente, lo mismo se suben a un escenario y hacen una presentación de éxito, con la aparente misma tranquilidad con la que hablaría con su pareja mientras dan un paseo por el parque, en esta carta te voy a mostrar cómo.

Para empezar son personas equilibradas.

Tienen su sistema energético en equilibrio. Que es lo mismo que decir que su sistema nervioso esta en equilibrio.

Y no son “cosas raras” eso de actuar sobre el cuerpo energético humano. Es mas habitual de lo que pueda parecer.

¿Cómo crees que logran medir los equipos médicos de diagnostico? La resonancia magnética, el electrocardiograma, el electroencefalografía, la tomografía, el magnetocardiograma o el magnetoencefalograma.

Así es. Lo hacen gracias a que dispones de un campo electromagnético alrededor de tu cuerpo físico.

Cuando consigues equilibrar tu energía vital es mucho mas sencillo que se “coloquen” otras cosas.

El estrés, el insomnio, la ansiedad, ese malestar que no acaba de irse,…, pueden tener su origen en un desequilibrio energético.

Mantener la calma también tiene que ver con el estado de tu energía. Seguro que conoces alguna persona que te da paz, en su presencia todo se ralentiza, estas en calma. Y te preguntas: ¿Cómo lo hará?

Lo primero. Disponen de toda su energía, y esta esta en equilibrio.

Suele ocurrir lo contrario.

Cuando uno comienza a notar que le falta energía para afrontar el día que tiene por delante, al principio no se le da mucha importancia. – Tendré un día malo. Al fin y al cabo solo tengo 42 años, no hay motivos para la alarma.

Piensas que es normal y te acostumbras a estar así.

Cuando estas en el trabajo te cuesta mantener la atención, se te hace cuesta arriba cualquier imprevisto, y pensar en la tarde que te espera (actividades de los niños, preparar comidas, atender a mi madre,…) te genera mas estrés y ansiedad.

Hasta que un día se produce un punto de inflexión y la situación empieza a preocupar de verdad.

El deposito de energía esta bajo mínimos. Te tienes que sentar, la vista se nubla, no puedes distinguir si las personas son mujeres o hombres, no sabes si lo que pasa a tu lado es un monopatín o un perro salchicha, todo son figuras borrosas.

Has tenido alguna vez esa sensación. La idea de no ser capaz de llegar a casa, solo puedes pensar en cuando llegaras y en poder tirarte en la cama.

La vida te pesa.

Y en calma, lo que se dice en calma, es imposible estar en ese estado.

Cuando uno se relaja es porque esta en equilibrio. Y estar relajada es la mejor de las formas para afrontar cualquier problema. De salud o de lo que sea.

Incluso mantener tu sistema en equilibrio es recomendable como complemento a cualquier tratamiento médico que estés siguiendo.

Cada “cosa” hace su parte.

Yo encontré una buena forma de relajarme a través del equilibrio energético, en todos estos años aprendiendo y aplicando (y por supuesto recibiendo) terapias bioenergéticas me he encontrado que, sin pretender en ningún caso sustituir al médico, hay un montón de cosas que podemos hacer por nuestro bienestar de manera natural, con sencillas técnicas.

Igual que la ciencia moderna, la medicina, la biológica,…, logra maravillosos resultados trabajando con la energía, las personas podemos mejorar nuestra calidad de vida poniendo a nuestro servicio la ciencia de la bioenergía.

Una forma de sanar mas normal de lo que pueda parecer.

Que puedes conseguir en estas sesiones:

  • Relajarte. Solo por esto merece la pena. ¿Hace cuanto que no te relajas?

  • Hay que mantener a punto al director de orquesta. O lo que es lo mismo, equilibrar el sistema nervioso central.

  • Reestablecer el flujo normal del movimiento craneosacral (Impulso Rítmico Craneal IRC). De forma que se pongan en marcha los procesos naturales de equilibrio, incrementando la vitalidad y activando los recursos de autocuración.

  • Activar el sistema parasimpatico. Existen múltiples estímulos que disparan nuestras reacciones de alarma. Estrés, amenazas potenciales que nos alteran y provocan una activación del organismo. Dicha activación supone el consumo de gran cantidad de energía. Relajar nuestros sistemas corporales y volver a un estado normal es una tarea realizada por el sistema nervioso parasimpático.

  • Una forma sencilla de ahorrar tiempo (y dinero). Te has preguntado cuanto tiempo pierdes cuando estas “mala/o”. Y lo que dejas de hacer.

  • Si tus diafragmas (pélvico, torácico y clavicular o torácico) están bloqueados impiden la comunicación energética a través de las fascias entre todo el organismo. A través de la liberación miofascial, se normaliza a la fascia para que ella impulse al cuerpo a curarse a sí mismo.

  • Tomar remedios, hacer deporte, alimentarte de forma sana,…, puede que sirva de poco si pierdes tu energía. Es importante corregir las posibles fugas de energía.

  • Eliminar bloqueos que obstruyen el flujo de la energía. Estos bloqueos energéticos son ocasionados por emociones y sentimientos que vamos reprimiendo a lo largo de nuestra vida. Los bloqueos energéticos se vinculan a diferentes enfermedades o dolencias del cuerpo físico, así como también, a estados de malestar o inestabilidad mental y/o emocional.

  • Generar un estado de reposo que permita al organismo ahorrar, recuperar energía o, disminuir el gasto energético y recuperar el equilibrio interno del cuerpo.

  • Limpieza de los centros energéticos. Cuando experimentamos dolor, rabia y emociones bajas nuestros centros energéticos (chakras) se bloquean actuando como un sistema de protección que repercute en nuestra salud.

  • Intentar resolver el dolor crónico (por ponerte un ejemplo) sin la necesidad de productos químicos peligrosos, inyecciones, cirugías o cualquier tipo de sustancia farmacéutica, costosa y dañina. Ir a lo sencillo y natural.

  • Los estados de relajación inducidos por el equilibrio energético también tiene una importante vinculación con la sexualidad humana. Y es que estando el organismo en estado de reposo permite la excitación sexual.

¿Con estas sesiones puede mejorar mi estado actual y lograr estar mas relajada, aunque a mi alrededor todo siga igual?

Claro, no solo lograras mas calma. Los cuerpos físico, energético, emocional y mental, están tan estrechamente vinculados que las afecciones en uno, se expresan en signos o síntomas de enfermedad o desequilibrios en las demás. Con este tipo de sesiones se realiza un trabajo integral, es decir, al equilibrar el sistema energético se logra un efecto directo sobre cualquier alteración física y/o emocional.

La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos para ayudarte en tu camino hacia el Bienestar. La base de legitimación es tu consentimiento, tu nombre y dirección de correo. Los datos recogidos serán tratados por Sergio García De Carlos como responsable de esta web. Consulta mi política de privacidad para conocer más información así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Preguntas frecuentes

Las sesiones tienen una duración de 60 minutos (arriba o abajo, cada persona es distinta). En mi experiencia en un máximo de 40 minutos se suele equilibrar el sistema, en general. Estas sesiones tendrán una regularidad de 1 sesión a la semana. Es recomendable que estas sean en el mismo día y hora. Si no vas a poder asistir a las 4 sesiones, es mejor que lo dejes para otra ocasión.

Si te digo que es barato vas a pensar que lo digo para tratar de venderte mi servicio. Si hago una comparación tipo, son 3 € al día que es lo que te gastas en…y ademas te hago la pregunta ¿cuanto vale tu salud?… puede que te suene muy a “truco de ventas”. Y es todo mucho mas sencillo. Piensa en lo que te gastas en gimnasios, psicólogos, fisioterapeutas, productos de herbolario, en tener a los niños entretenidos para encontrar tu espacio de calma, y piensa lo que te estoy ofreciendo por 90 €. Si te parece caro, entiendo que tengas otras prioridades que no sea buscar el equilibrio, porque desde luego, caro no es.

Explicar estas cosas es como intentar contarte como funcionan las ondas wifi, aun así, lo voy a intentar.

Imagina una ciudad donde existen calles, carreteras, autovías por todas partes. Estas se entrecruzan, discurren paralelas, pasan por encima, por debajo. Que ocurre cuando hay un accidente o cualquier otro incidente (reparaciones, mantenimiento, una buena nevada,…), pues que muchas de estas vías se colapsan.

Nosotros también tenemos una red de “carreteras” de energía, y también se bloquean por diferentes causas. Con entrenamiento logras percibir en que lugares hay mucha energía o en que sitio hay poca, puedes notar si la energía fluye de una zona de tu cuerpo a otra.

Logrando regularizar el “trafico” todo se pone en marcha, y cuando la energía llega a su destino, el organismo se encarga del resto.

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla. Las personas que le van a sacar partido a estas sesiones son las que no tengan ninguna expectativa, que les apetece darse la oportunidad de probar “algo” que se lleva empleando desde que el mundo es mundo, y que es una buena alternativa para mejorar su salud.

Personas que prefieran buscar la solución en lo natural y, no en lo artificial.

Si quieres probar una forma sencilla de sanación, donde lo peor que te puede pasar es que te relajes durante una hora, esta es una buena forma. A partir de ahí, tienes que decidir tú.

La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos para ayudarte en tu camino hacia el Bienestar. La base de legitimación es tu consentimiento, tu nombre y dirección de correo. Los datos recogidos serán tratados por Sergio García De Carlos como responsable de esta web. Consulta mi política de privacidad para conocer más información así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Copyright 2022 © sergiodecarlo.com | Todos los derechos reservados